Por 

El mundo está cambiando para todos, pero quizá más para el hombre moderno. Adaptados a un espacio cada vez más femenino por primera vez en la historia, el hombre goza de mayor libertad. Ya no tiene una familia a su cargo de la que ha responsabilizarse, puede elegir completamente el destino que desea para sí mismo, tanto si es en solitario como si es al lado de una compañera.

SIGUE LEYENDO

Por 

Accesorios para policías

poli

Detalle de una bolsa de tiro para profesionales de la seguridad.

Si hay una profesión que necesite de una gran vocación para ejercerla, esa es la de policía. A lo largo de la trayectoria profesional de los que forman los cuerpos de seguridad del Estado es difícil no encontrarse con situaciones de estrés y otras que requieran de mucha paciencia y tolerancia. El miedo, la angustia, el aguante o el estoicismo han de estar ligados también a la vocación por el servicio al ciudadano, un compromiso que se adquiere desde el primer día en que se entra en la academia de formación. A este último es a quien se debe mostrar la empatía y el interés, así como la dedicación.

Las funciones encomendadas al Cuerpo Nacional de Policía se distribuyen en diferentes áreas, y estas a su vez cuentan con diversas especialidades. Las áreas operativas son: Seguridad Ciudadana, Policía Judicial, Policía Científica, Extranjería y Fronteras e Información. También cuenta, a su vez, con numerosas especialidades, como por ejemplo: Grupo Especial de Operaciones, Servicio de Helicópteros, Unidades de Intervención Policial, Guías Caninos, Caballería, Subsuelo, etc. Asimismo, están también los puestos de especialidad en los que se requiere para la provisión de dichos empleos a funcionarios que reúnan una serie de condiciones específicas acordes con el desempeño del puesto, entre ellos experiencia profesional, titulaciones académicas del área de competencia, etc. Estos puestos de especialidad serían aquellos como Policía Científica, Brigada de Investigación de Delitos Tecnológicos, Informática, profesores dependientes de la División de Formación, etc.

Las personas que prestan servicio en alguna de las múltiples especialidades policiales, son funcionarios de carrera del Cuerpo Nacional de Policía, que han debido superar previamente unas pruebas selectivas, así como la realización y superación del correspondiente curso de capacitación de la especialidad.

Para poder acceder a esta profesión en nuestro país, hay que ser español de al menos dieciocho años de edad; tener una estatura mínima de 1,65 metros los hombres y 1,60 las mujeres; compromiso de portar armas y, en su caso, llegar a utilizarlas, que se prestará a través de declaración del solicitante; no haber sido condenado por delito doloso, ni separado del servicio del Estado, de la Administración Autonómica, Local o Institucional, ni hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas, y estar en posesión del permiso de conducción de la clase B.

A un inspector o policía de nuevo ingreso, tras haber superado las correspondientes fases de oposición, formación y prácticas y adquirir la condición de funcionario de carrera se le asigna un primer destino en alguna de las plantillas del territorio nacional, ocupando un puesto que no requiere especialidad. Más adelante, para acceder a un puesto de especialidad o especializado como los mencionados antes deberá concurrir a las correspondientes pruebas de selección y realización del curso correspondiente, o acreditar los méritos que se requieran para el caso del puesto especializado.

Durante su estancia en el cuerpo serán muchos los accesorios que tenga que utilizar un policía para desempeñar correctamente su servicio al Estado. Muchos de ellos los aporta el propio Cuerpo de su presupuesto, pero bien es cierto que los trabajadores buscan también su comodidad y ahondan en las diferentes opciones que les ofrece el mercado en cuanto a accesorios que les pueden hacer más fácil su labor, como fundas más cómodas para sus armas o unas botas que se adapten mejor a su tarea.

En las tiendas de policías podemos encontrar una amplia variedad de productos que reponer constantemente por el desgaste de los mismos, desde ropa como sudaderas, chalecos, polos, ropa tácticas y de camuflaje  a una gran variedad de accesorios como carteras y portaplacas, grilletes, armería, cinturones tácticos, etc. Según en qué especialidad esté trabajando el policía, siempre es conveniente que cuente con algunos artículos que le aporten seguridad, como bragas o pasamontañas cuando no desea ser reconocido en imágenes por miedo a que los delincuentes conozcan su cara, o incluso calzado táctico si su labor así lo requiere.

La cuchillería es un arma clave es algunas tareas específicas de la seguridad, así como otro tipo de productos de supervivencia como los chalecos tácticos de esta tienda online. Además, este tipo de tiendas nos ofrecen también la compra de placas de policía o insignias policiales, incluso souvenirs y artículos graciosos como memorias USB con forma de agente.

SIGUE LEYENDO