30 enero, 2018

Consejos para elegir el mejor calzado infantil

La selección del calzado infantil es un tema que no es tan sencillo como pudiera parecer. Desde que los niños comienzan a andar solos, el calzado es un elemento que influye de manera decisiva en su desarrollo.

Los zapatos de los niños tienen que ser atractivos, con un punto divertidos y si tienen dibujos de sus personajes favoritos o flores, seguro que se van a convertir en unos compañeros inseparables, por lo que costará hasta quitárselos.

Todos sabemos que lo más adecuado sería que los niños pudieran andar descalzos, pero como esto no es posible, el calzado infantil es el responsable de dar esa seguridad y protección que tanto necesitan, evitando que además puedan hacerse daño.

En este sentido queremos aconsejarte para que descubras como tienen que ser y qué errores son los que no deberás cometer cuando quieras comprar un par de zapatos a tu hijo.

¿Cómo tienen que ser los zapatos infantiles?

Tienes que tener claro que lo mejor es elegirlos de tela o piel, pues estos son los que van a favorecer la transpiración del pie del niño en cuestión. Hay que asegurarse de que la suela vaya a ser ligera, antideslizante y flexible. De esta forma se evitan caídas innecesarias a tu hijo.

El calzado tiene que tener poco tacón para así facilitar el juego de las articulaciones. Igualmente, la planta del zapato deberá ser ancha y con formas redondas o cuadradas. Es un error si se compra para un niño los zapatos acabados en punta, pues en muchas ocasiones el resultado es que oprimirán el empeine del pequeño.

Deben tener una sujeción lo bastante firme en el empeine, donde materiales como el velcro, hebillas o los más comunes cordones serán la mejor solución. Siempre que se pueda es mejor que el calzado sea algo escotado, así no se le saldrá tan fácilmente.

¿Qué errores se suelen cometer cuando elegimos el calzado infantil?

El principal suele ser el elegirlos más grandes de lo debido. Muchas veces se suele comprar un número más grande del que necesita el pequeño para que así le duren más tiempo, lo que es un error, pues al niño le será más complicado andar con un zapato en el cuál le baile el pie o donde se le salga de manera constante, obligándole a adoptar posturas que serán perjudiciales y que le provocarán caídas.

Ponerle botas cara a que le sujeten el tobillo no suele ser la mejor idea. Cuando el calzado no hace posible la libre movilidad del tobillo, lo que hace es perjudicar su desarrollo, debiendo las botitas usarse solo para la protección del frío y la humedad.

El ponerle demasiado deportivas tampoco es muy conveniente. Lo mejor es que las usen de forma moderada, ya que buena parte de ellas se fabrican en plástico, lo que ayuda a que tengan una sudoración excesiva, lo que en ocasiones puede llegar a provocar grandes irritaciones en los pies, pudiendo llegar incluso a terminar en hongos.

Por lo tanto, mejor optar por elegir unas que estén fabricadas en piel o lona, que serán más transpirables y que evitarán que puedan llevarlas mucho tiempo.

En ocasiones otro de los errores es heredar calzado. Con frecuencia los pequeños suelen heredar zapatos de sus hermanos mayores o de otros niños de la familia o amigos. Esto es algo no demasiado recomendable, pues cada zapato es anatómicamente diferente y hay que saber que cada niño tiene una forma diferente de caminar.

Los zapatos usados, se quiera o no, llevarán la huella de quien los ha usado antes, por lo que pueden tener deformidades o vicios, que harán que les puedan rozar al caminar o simplemente les incomoden. Salvo que se los hayan puesto una o dos veces, mejor prescindir de ellos.

En los últimos tiempos hemos podido ver el auge de las compras online de zapatos. En este caso hay que optar por compañías de confianza, caso de Piesitos, una tienda online de calzado infantil que tiene la mejor selección de calzado en marcas nacionales. Buenos precios y la posibilidad de tener el calzado en tu casa e un periodo de entre 24 y 72 horas.

Si sabes la talla que necesita tu pequeño, estás ante una forma perfecta de contar con el mejor calzado a un precio económico y sin perder tiempos en desplazamientos. Una gran ventaja ¿no?