30 enero, 2018

La pizarra, apuesta segura para tu tejado

Si buscas un buen material para tu tejado, la pizarra deberías tenerla en cuenta. Hablamos de un material que, por su fiabilidad, es utilizado en un sinfín de viviendas y especialmente en lugares donde el clima puede llegar a ser extremo como en las zonas de montaña.

¿Qué características naturales tiene la pizarra?

  • Impermeabilidad: es una de sus características más notorias, protegiendo de factores como la nieve, lluvia o del viento.
  • Inalterabilidad: suele ser inalterable y constante, con una gran resistencia a la humedad, nivele, viento y demás factores atmosféricos. Lo cierto es que muchos edificios antiguos de calidad suelen tener cubiertas de pizarra.
  • Su belleza: a nivel estético, la belleza que da no admite discusión. Cuentas con múltiples texturas, tonos y varios formatos que hacen que destaquen respecto a los resultados que se obtienen en otra clase de materiales.
  • Económica: es un material para las cubiertas que, además, es más barato de lo que puede parecer. Si además se tiene en cuenta el poco mantenimiento que demanda y los años que dura, es una compra maestra. Al colocarse, solo necesita un gancho o clavo, algo que le diferencia de los productos artificiales, que suelen necesitar más complementos que encarecen el presupuesto en buena medida.

Una opción largamente utilizada en la historia

Lo que debemos de tener claro, es que la pizarra, utilizada como material para las cubiertas, es de los materiales que más tiempo llevan siendo usados por el hombre. Además, es de los que más resistencia tiene y belleza. Esto hace que el futuro para ella sea magnífico, pues los arquitectos, constructores y diseñadores, siguen y seguirán recurriendo a ella.

La necesidad de una instalación profesional

Está claro que, pese a sus beneficios, la pizarra debe ser instalada por expertos en el tema. En este sentido, en nuestro país tenemos empresas muy bien consideradas no solo en España, también en el extranjero como Pizarras y derivados Sl. Están especializados en vender y distribuir pizarras para tejados, exteriores y suelos.

El contar ya con más de 3 generaciones familiares, hacen que la empresa sea sinónimo de tradición y experiencia en el sector y da buena cuenta de la profesionalidad con la que cuentan.

Ellos tienen a su favor que su pizarra la extraen y elaboran desde buenos yacimientos que conocen y que hacen que pueda adaptarse a toda clase de aplicaciones.

¿Cómo se elabora la pizarra?

A la hora de realizarse la pizarra, hay una serie de fases que dan lugar a la pizarra tal y como la vemos que se utiliza para la construcción de tejados, exteriores o suelos. Vamos a explicártelo más detenidamente.

Se extraen los bloques de pizarra de la cantera

Estos bloques se extraen de una cantera mediante explosivos y se cortan con hilo diamantado, transportándose con camiones a las naves de elaboración.

Esfoliación en primer término

Estos bloques se esfolian en bloques de menor tamaño que hacen posible ser serrados.

Proceso de serrado

En cuanto el bloque se posiciona en la mesa de serrado, es cortado en bloques con forma de paralelepípedos en varias dimensiones según el formato final de la pizarra. Estos bloques pasan a estar conservados en contenedores llenos de agua esperando el labrado.

Labrado

Una operación que se hace de forma manual y en la que se abre el bloque en hojas de mayor o menor tamaño siguiendo siempre en todas las etapas de labrado o cortado, el laminado natural de la propia pizarra.

El corte

Aquí se hace posible el dar la dimensión de forma definitiva a la hoja de pizarra. El corte se realiza con máquinas manuales de guillotina y con máquinas, en las cuáles la hoja de pizarra es recortada de manera automática con fresas de disco.

La pizarra y su selección

En este, caso se reúnen las pizarras con un criterio que se establece de forma previa, distinguiéndose tres parámetros a la hora de seleccionar el producto acabado. Si hablamos de Pizarras y Derivados SL, ellos tienen la Óptima, Superior y Naturelle.

Paletización

En cuanto las pizarras se encuentran ya seleccionadas y recortadas, es posible colocarla de forma vertical en palets de madera listos para ser transportados. Los palets se marcan, indicando la selección, referencia de la pizarra, etc.

Como puedes ver, la pizarra no es flor de un día, precisamente por eso es tan duradera. Una apuesta segura.