25 febrero, 2014

Productos e-róticos y máquinas de vending

El consumidor de  productos de vending y sex shops como los de Playvending.eha variado su modus operandi a lo largo de los últimos años y, con él, las técnicas de venta. Estas han evolucionado a un ritmo vertiginoso.

Desde la popularización de las e-shops, el consumidor está movido por la inmediatez que, si ya era acusada en el periodo comercial anterior, ahora se ha acentuado. La velocidad de Inditex, Ikea y McDonalds no parece suficiente desde hace bastante tiempo. De ahí que hasta Mercadona lleve años apostando por el comercio elecrónico.

Si nos remontamos más atrás, la llegada de productos para máquinas vending marcó un antes y un después en el destino del pequeño comercio. Ahora estas máquinas incluyen apartados para adultos que contienen juguetes eróticos, lubricantes, preservativos… Este método de venta se ha adaptado a la demanda del consumidor que hace una parada en coche para comprar un bollicao y no quiere hacer otra para comprar condones y una esponja vaginal, aunque también están muy bien las tiendas online como Comercial Apra. Todo en uno, aquí y ahora.

De esta reflexión, los sex-shops deberían haber aprendido una lección: la competencia está en la calle y en la red, no solamente en los otros sex-shops. La venta de productos erótico cada vez está más diseminada por comercios de todo tipo. Es más, sería recomendable para sus dueños la diversificación del plan de negocio, abarcando varios canales más que el de venta directa en su local. Los sex-shops poseen mayor variedad de productos para máquinas de vending que sus competidores que quizá tengan más peso en el sector alimenticio.

De hecho, esta renovación debería ser constante y, a pesar de que cada canal precisa una inversión inicial, el índice de retorno de dicho capital será mayor si se realizan los estudios adecuados. Tienda física, vending, e-shop… la victoria está en la búsqueda y en ponerse en la piel del consumidor hasta dar con la fórmula que mejor funcione a cada negocio.

Deja un comentario