28 septiembre, 2017

¿Por qué regalar experiencias?

En mi último cumpleaños mi novio me hizo un regalo que no me esperaba. Casi siempre, la mayoría de mis amigos y familiares me regalan cosas, pequeños detalles que me encantan, pero nunca me habían regalado una experiencia y, lo cierto, es que desde entonces he dejado de regalar cosas. Ahora, a todo el que puedo le regalo una experiencia.

Y es que no hay nada que suela producirnos más felicidad que las vivencias de cosas que nos apasionan. Y es que, mientras que las cosas materiales se pueden perder o gastar las vivencias perduraran por siempre como un recuerdo, como experiencias que nos transforman y ayudan a crecer.

De hecho, tampoco es necesario que sea con motivo de una ocasión especial para regalar una experiencia. Si bien, siempre es más habitual que hagamos este tipo de regalo en fechas más señaladas como en navidades o con motivo de un cumpleaños, pero cualquier día es una buena ocasión para dar una sorpresa a alguien que queramos y mostrarle lo agradecidos que estamos a la vida de haberlos cruzado en nuestro camino.

Además, los regalos en días inesperados sorprenden el doble y son más recordados que los regalos de las ocasiones especiales. Regala experiencias en tu día a día. Acertarás.

Algunas cosas que a mí me ayudan a la hora de hacer regalos es pensar en los gustos de la persona a la que le quiero hacer mi regalo. A veces, al ser una experiencia, como le voy a acompañar intento buscar algo que nos guste a los dos.

Aunque el regalo sea para otra persona, es importante que nosotros también acudamos con ganas. Si bien, seguramente la emoción de quien la recibe nos contagie de forma rápida.

Si la experiencia va a ser sorpresa hasta el momento de disfrutarla, debes avisar con antelación de todo lo que el agasajado va a necesitar. Ropa de abrigo, bañador, calzado cómodo… Por último, regala experiencias que sean únicas, trata de personalizarlas para que sean aún más especiales.

Cómo elegir la Experiencia que vamos a regalar

Una vez ya has decidido que vas a regalar una experiencia, falta lo más importante: ¿qué experiencia vamos a elegir? Lo mejor es que te tomes tu tiempo, que seas realista con tu presupuesto y que elijas algo que realmente encuentres fascinante.

Hay diferentes experiencias que pueden ser un buen regalo como, por ejemplo, una cena sorpresa. Puedes informarte muy bien de los gustos gastronómicos de esa persona, o bien, de sus intereses. Siempre es divertido explorar las tradiciones culinarias de otros países.

También puedes elegir su restaurante favorito o, para que la sorpresa sea mayor, un restaurante al que no haya ido pero que haga tiempo que quiera ir. Le gustará todavía más si encuentras un restaurante singular acorde a sus gustos y estilo. Un restaurante integrado en el paisaje si es un amante de la naturaleza y del buen comer o por qué no, un restaurante vegetariano, para descubrir nuevas y sorprendentes propuestas.

Otra posibilidad a la hora de hacer tu regalo es elegir su hobby. Este puede ser una de mis opciones favoritas de regalo. Y es que no hay nada mejor que compartir aficiones, y más con tu pareja.

Regala experiencias acordes al hobby o a la pasión del destinatario. O aquellas que siempre le haya hecho ilusión hacer pero que, por lo que sea, nunca haya tenido oportunidad de disfrutar.

Y es que, además de encantarle, es una forma de interesarnos por sus aficiones y estilo de vida.

A mí se me ocurrió invitar a mi novio a hacer submarinismo, así que reservé un curso en Menorca. De hecho, para hacerlo más completo también reservé una noche en Mercer Barcelona, que es uno de sus hoteles favoritos y alquilé un coche para recorrer la isla una vez que llegáramos.

Mi novio me dijo que fue uno de los mejores veranos de su vida, y bucear le gustó tanto que ahora está pensando en sacarse el título de instructor.

De hecho, creo que le he contagiado esto de regalar experiencias y por un par de preguntas que me ha hecho últimamente me da a mí que quiere regalarme un viaje a Sicilia para ir a bucear juntos.

Y es que él sabe que llevo mucho tiempo con ganas de ir a Sicilia y como estamos a una semana de mi cumpleaños todo es posible, y de ser un regalo, seguro que será una experiencia.