15 julio, 2016

Deportista: adécuate a tu disciplina

El deporte está de moda. Muy probablemente, a lo largo del día de hoy habrás visto o verás a varias personas practicándolo y aprovechando el verano para ponerse a tono. Muchachos y muchachas haciendo footing, grupos de amigos practicando pádel, piscinas y gimnasios repletos de gente…son solo algunas de las escenas más típicas que nos deja cada verano.

Hacer deporte tiene un amplio abanico de ventajas para el cuerpo humano. No en vano, médicos y enfermeros de todo el mundo lo recomiendan encarecidamente para prevenir endémicos males como el sobrepeso, el colesterol y un largo etcétera. Además, puede echarte una mano para sentirte bien contigo mismo y con tu cuerpo. Sin embargo, y como algunos quizá sepáis, en ocasiones practicar deporte puede convertirse en una tarea odiosa, dolorosa y profundamente incómoda.

Os preguntaréis por qué puede resultar la tarea deportiva tan nefasta a veces. Pues bien, la respuesta a esta pregunta podría estar en la ropa o en el material que usamos a la hora de ponernos en forma. No es lo mismo portar una camiseta transpirable a una que no transpire nada, así como no es para nada conveniente usar unas zapatillas de correr para jugar al baloncesto o una raqueta de pádel para jugar al tenis. En otras palabras, tenemos que ser capaces de adecuarnos a la rama o a la disciplina en la que nos vamos a desempeñar.

Precisamente varios de los ejemplos anteriores los pongo acordándome de las historias que me contaba un compañero de la facultad. Él me decía que cuando empezó a salir a correr diariamente no tenía camisetas que transpirasen el sudor de su espalda, por lo que siempre terminaba empapado en un sudor frío que le impedía sentirse cómodo mientras se movía. También me comentaba que cuando llegaba el verano y comenzaba el torneo de baloncesto callejero de su ciudad solía pasarlo mal porque no se había comprado unas zapatillas de baloncesto y terminaba el torneo con las plantas de los pies muy dañadas.

Por suerte, y para su gran alivio, encontró la solución. Y dicha solución tenía nombre propio: www.compradeporte.com, una tienda online en la que según me dijo fue capaz de encontrar todo lo que andaba buscando para asegurar de una vez por todas su comodidad a la hora de mover el esqueleto. “Encontré un buen puñado de camisetas transpirables y unas zapatillas de baloncesto de mi talla, que encima me permitieron mejorar mi capacidad de salto” fueron algunas de sus palabras. Terminó tan contento que siguió empleando su tiempo en revisar el catálogo de la misma web, que ahora es quien le suministra las equipaciones a su equipo de baloncesto veraniego.

La comodidad para los deportistas, fundamental

Según la Encuesta de Hábitos Deportivos elaborada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en diciembre de 2015, casi un 20% de los españoles practica deporte de manera diaria. Y un 46% lo hace al menos una vez por semana. Resulta evidente que todos ellos quieren sentirse cómodos con el material deportivo y también resulta evidente que el camino utilizado por mi compañero puede ser útil para la inmensa mayoría de ellos al utilizar un servicio que está especializado en deporte.

Y es que esta práctica no puede realizarse de cualquier manera. No son pocos quienes se ejercitan sin las prendas o los utensilios pertinentes para la disciplina que están llevando a cabo. Si eres deportista, seguro que sabes que esto acarrea consecuencias. Ampollas, dolores e inconvenientes de todo tipo pueden convertirse en los tristes protagonistas de la vida de alguien que no vigila qué usar para según qué ejercicios. Se trata de velar por uno mismo, por su confort y también por su seguridad, evitando así efectos negativos que hagan que no puedas desarrollar tu vida con normalidad o que trunquen una rutina deportiva que ya tenías previamente asimilada.