4 septiembre, 2019

El estilo, una cuestión que transformar después de una reforma

El estilo de una vivienda o de un local puede cambiar por una buena serie de razones. Una de ellas tiene que ver con un cambio en el estilo personal de la persona que se encarga de gestionarlo. Pero otro de ellos, quizá el que podríamos considerar como el más importante, es el que tiene que ver con la realización de una reforma. Cuando se decide renovar un local o una vivienda, por regla general se suele apostar por una reforma también en el estilo del mismo. Y eso implica muchas veces la compra de una determinada especie y tipología de objetos.

Y es que una reforma debe ir acompañada de algo más. No se puede reformar una vivienda o un local comercial y equiparlo con el mismo tipo de objetos con el que lo estábamos equipando antes. De este modo, la reforma pierde entereza y eficacia. Y estamos bastante convencidos de que ese no es el objetivo que las personas que deciden implementar esa reforma persiguen. Para garantizar una reforma potente, hay que apoyarla desde diferentes ámbitos. Y la compra de objetos decorativos es una buena manera de llevar esto a efecto.

Son muchos los edificios o locales comerciales que están siendo sometidos o que han sido sometidos a algún tipo de reforma en los últimos años. Desde Grupo Navitec, una entidad especializada en la realización de este tipo de trabajos, nos han comentando que ya prácticamente el 100% de los y las responsables de estos edificios tienen claro que, para hacer más visible la potencia y la eficacia de este tipo de reforma, es necesario apostar por nuevos objetos de decoración como lo pueden ser jarrones, espejos y diferentes modelos y tipos de muebles. Y la red es el elemento que muchos de ellos suelen usar para ello.

El resultado de este tipo de actos ya está más que comprobado en muchos casos. Y es más que positivo. Desde luego, está claro que elementos como los que hemos valorado en el párrafo anterior juegan un papel que es realmente importante. Muchos responsables de negocios ya han reconocido esto y tienen la intención de seguir apostando por esto en futuras reformas. Desde luego, lo que este tipo de personas han conseguido es sentar las bases para las reformas que otras personas acometan a partir de ahora. Y eso es muy importante.

La rehabilitación de edificios, una cuestión que necesita un plus

Sin embargo, tenemos que hablar, por desgracia, de que no todo es positivo en lo que tiene que ver con la reforma y la rehabilitación de edificios. Esta cuestión es fundamental para tratar de garantizar la seguridad de muchos de los edificios que forman parte del mapa de nuestras ciudades. Pero no se está viendo correctamente implementada desde buena parte de las administraciones públicas de este país. Eso es lo que comenta una noticia que fue publicada en el diario El País, que aseguraba que el fracaso de las ayudas era el responsable del estancamiento del número de viviendas rehabilitadas. 

Este asunto, el que respecta a la rehabilitación de edificios, ha sido tratado no obstante por muchos más medios de comunicación. Uno de ellos es el diario 20 Minutos, que informaba en una noticia que el reto de edificar o rehabilitar de forma sostenible tenía fecha límite, que no era otra que la del año 2021. Por ende, son muchos los edificios cuyos responsables se tienen que poner las pilas desde ya en pos de conseguir una eficiencia energética que es vital para nuestra sociedad y que también está detrás de muchas de las compras que hay que hacer para hacer buena esa reforma.

Lo importante de este tipo de cuestiones reside en dos puntos de vista. Uno tiene que ver con el cliente del local comercial que se reforma o del vecino que reside en uno de los edificios que se reforman. Para ellos, el asunto tiene que ver con su propia comodidad. Por otro lado, el asunto tiene que ver con la imagen de un determinado local, que gana muchos enteros con una reforma y un cambio de la decoración del propio establecimiento.

Son muchas las personas que han decidido impulsar sus negocios a través de una reforma del local en el que trabajaban. Y la idoneidad de esto está más que comprobada. Dotar de una nueva imagen a un negocio en un momento concreto de su existencia es siempre una buena idea y esto, acompañado de una reforma en lo que al estilo se refiere, mejor todavía. No cabe la menor duda de que quienes han probado esto están más que de acuerdo con esta percepción. Y es que este proceder es idóneo y no tiene por qué resultar caro.