15 noviembre, 2018

Internet, clave en los principales sectores y comportamientos de la sociedad

Internet ha abierto todo un abanico de opciones para muchos hombres en España. La gran cantidad de pasatiempos que se enmarcan en su órbita copan buena parte del tiempo libre de hombres de todas las edades y condiciones. Incluso la de las personas mayores, que cada vez muestran una adaptación mayor a las nuevas tecnologías y sus utilidades. Es evidente que ahora las opciones para rentabilizar el tiempo de ocio son más grandes que nunca y que el que no se divierte es, simple y llanamente, porque no quiere.

Una buena parte de los hombres muestra un interés que además es creciente por las nuevas tecnologías. Ya sea por causas relacionadas con el trabajo o porque les llama la atención la gran cantidad de utilidades que presenta un mundo como el informático, la verdad es que cada vez son más los hombres que dedican al menos una parte de su tiempo a investigar algo más acerca de los nuevos sistemas informáticos o a disfrutar de sus aplicaciones. Y eso nos otorga una libertad de la que pocas veces hemos podido presumir.

En primer lugar porque hemos podido acceder a una vida a la que un hombre normalmente nunca ha estado acostumbrado. La independencia de la mujer ha obligado al sexo masculino a ser también algo más independiente y ser capaz de desarrollar tareas que por regla general no venía asumiendo hace algunas décadas. Y menos mal. Ya era hora que nos adaptáramos a esa situación. La tecnología y la informática nos ha permitido hacer de esa adaptación un proceso mucho menos traumático. Una gran ventaja para nuestros intereses.

Un artículo publicado en el diario ABC informaba de que en nuestro país ya existía en 2014 un número de usuarios de Internet mayor que el número de ordenadores existentes en el interior de nuestras fronteras. Eso da buena cuenta de la gran cantidad de personas que necesitan la red para vivir y para conocer qué hacer en determinadas situaciones. Entre esa maraña de personas se encuentran muchos hombres que realizan la compra y que buscan otorgarle a su casa un nuevo estilo de decoración. Es evidente que esas tareas ya forman parte de nuestro ser y gracias a Internet hemos podido tener acceso a esa clase de información que es nueva para nosotros.

Teniendo en cuenta que la media de horas que pasamos en Internet a lo largo del día es de cinco en virtud de los datos que surgen de un artículo publicado en la página web de Radio Television Española, no es de extrañar que muchas de estas personas utilicen una herramienta como Internet para tratar de saciar u obtener algunos consejos relativos a su vida privada y de ocio. Entre esas personas también se encuentran hombres que, como antes decíamos, buscan consejos a la hora de hacer la compra, de moda o para vestir su casa.

El número de hombres que residen solos en la actualidad es el más grande de los últimos años merced al alto porcentaje de divorcios que existen hoy en día y a la tardanza en la que las parejas se casan. Esa situación es la que hace posible que nosotros estemos cada vez más informados en lo relativo a tareas como la limpieza del hogar, la realización de las comidas diarias, el simple hecho de hacer la compra o la decoración de la casa. Para todo ello nos estamos apoyando en un elemento como Internet. Este hecho explica, en palabras de los profesionales de E-Ingenia, que sean cada vez más las personas del sexo masculino las que necesitan acceder a páginas web especializadas en consejos de este tipo específicamente para ellos. Son un montón de empresas las que han apostado por la creación de este tipo de páginas y que han necesitado, en los últimos años, un servicio de mantenimiento informático de primera calidad.

Una realidad que hace justicia

Aunque muchos hombres puedan presumir de vivir en familia y no haber pasado por una situación de divorcio en ninguna de las etapas de su vida, lo cierto es que es fundamental para nuestra sociedad que se vayan adaptando a todas esas labores que durante toda la vida se han atribuido injustamente a las mujeres. Es una labor que tiene que ver con la justicia. Es algo a lo que ya no nos podemos negar. Tenemos todos los medios a nuestro alcance para conseguirlo. No hay lugar para las excusas.