28 octubre, 2019

La mejor cocina del mundo

Hay quien se pone a reformas su antigua vivienda, o el piso de la playa, o la casa heredada de la abuela y me dice que quiere hacerse la mejor cocina del mundo. Supongo que es lógico pensar algo así porque, si eres de los que cocina en casa siempre, la realidad es que pasarás muchas horas dentro de esa estancia. Sin embargo, también es cierto que “la mejor cocina del mundo” para ti, dependerá de tus necesidades (y tu bolsillo).

Imagino que si hablamos con un interiorista nos podrá dar muchísimos consejos sobre comodidades en la cocina, decoración e incluso sobre funcionalidad, no obstante, ni yo cocino igual que tú ni mi madre lo hace del mismo modo. Por ejemplo, si yo le digo a mi madre que se ponga vitrocerámica y se quite los fogones, se me tirará encima cual niña poseída en pleno exorcismo, pero a mí que nadie me quite mi vitro, esa magnífica encimera que limpio en un minuto sin dejar rastro alguno, mientras que con los fogones era una lucha constante para quitar grasa, suciedad quemada y demás.

Así pues ¿la mejor cocina del mundo tiene fogones o vitrocerámica? Pues yo creo que todo depende de quien cocine. Según los profesionales de Alfa Interiorismo, una conocida empresa de muebles de cocina en Benidorm, el buen profesional sabe sacar el mejor provecho a una estancia adaptándose al presupuesto del cliente, por eso ha de preguntar cómo utiliza esa estancia con el fin de darle siempre lo que va a necesitar. “El mejor diseño de cocina es el que se adapta siempre a la necesidad de quien la utiliza”.

Caves para una buena reforma

Antes de nada, como ya hemos dejado entrever varias  veces en los párrafos anteriores, lo que debemos hacer es pensar en cómo se utiliza esa cocina. Veamos algunos ejemplos de lo que estamos hablando:

  • En tu familia, nadie friega, lo hace siempre el lavavajillas, pero sí cocináis mucho y necesitáis espacio para trabajar. Conclusión: instalar buen lavavajillas, amplio y cómodo en la parte inferior de los muebles y un pequeño fregadero en la encimera, pues se usa poco, y es mejor tener más espacio de bancada libre en la que trabajar.
  • En tu familia a penas se cocina por falta de tiempo por lo que se compra mucha comida preparada. Conclusión: cocina debemos tener siempre, pero tal vez no hay que volverse loco buscando la mejor encimera del mundo, una sencilla será suficiente y, a cambio, podemos instalar un fantástico microondas con opción grill y de hornear para calentar, descongelar y hornear comidas preparadas.
  • En tu familia a penas se usa el salón, toda la vida se hace en la cocina por lo que es mejor adaptar la estancia de forma que haya una mesa incluida en el diseño, con sus respectivas sillas, aunque se tenga que instalar menos mobiliario.
  • En tu familia casi no se usa la cocina, solo lo básico. Tal vez lo ideal sea invertir poco dinero en ella. Se puede reformar, actualizar y dejar en buen estado sin necesidad de comprar los mejores electrodomésticos, ni instalar televisión en ella o una mesa de desayunos.

Así, como ya decíamos, la cocina ideal es aquella que mejor se adapte a quien cocina en ella.

Pero hablando ya de reformas, veamos algunos consejos:

  • Encimeras de cocina. Color y material son las dos características que tienes que valorar a la hora de decantarte por una encimera para tu cocina. De granito, de mármol, madera, sintética… Cada material tiene sus ventajas, pero da especial importancia al tipo de limpieza que necesitan. ¡Piensa en tu comodidad!
  • Azulejos para cocina. La combinación de azulejos y pintura va a ser la que enmarque todo el conjunto de la cocina. Elegir un buen azulejo para cubrir la zona de posibles salpicaduras hará que tener la cocina reluciente sea mucho más sencillo.
  • Fregaderos de cocina. Muchas cocinas modernas incorporan un fregadero encastrado que aúna estilo y comodidad, y dará mayor sensación de amplitud en cocinas pequeñas. Lo aconsejable es que no sea demasiado profundo y que no esté muy retirado del borde de la propia encimera, ya que en caso contrario tendrías que adoptar una postura bastante incómoda a la hora de fregar. Y un grifo extensible puede costarte un poco más, pero es una buena opción si sueles cocinar con utensilios grandes, como ollas a presión.
  • Muebles de cocina. Gran parte del presupuesto de la reforma de una cocina se va en los electrodomésticos, pero piensa bien en el espacio de almacenaje que necesitas. Es imprescindible contar con baldas y armarios donde guardar las cacerolas, los platos, vasos, fuentes… y los alimentos en perfecto orden. ¡Reparte tu dinero de forma inteligente!
  • Cocina de acero inoxidable. ¿Aspiras a ser el próximo chef oficial de tu familia y amigos? Entonces necesitas una cocina de acero inoxidable. Las bondades de este material van más allá de su durabilidad, y te permitirán limpiar la zona caliente de tu cocina de forma fácil y segura. Acompáñala de los electrodomésticos indispensables y ve incorporando algunos más específicos de forma progresiva, como si fuera tu nuevo coleccionable.