14 octubre, 2019

Productos con ingredientes tradicionales, una compra que siempre suele gustar a la ciudadanía

En España es tradición apostar por la hostelería, tanto desde el punto de vista de las personas que inician negocios dedicados a este asunto como desde el de todas aquellas que lo hacen como clientes. Y es que la hostelería es uno de los sectores que más aporta al Producto Interior Bruto de un país como el nuestro. No es para menos. Desde luego, no cabe la menor duda de que, para el estilo de vida que tenemos aquí, es vital contar con uno de estos negocios cerca. De lo contrario, tenemos motivos para ponernos nerviosos y nerviosas.

Si hiciéramos un gráfico en el que se mostrara el gasto de los españoles y españolas a lo largo de un mes, nos daríamos cuenta que buena parte de sus compras se realizan en un negocio de las características que os hemos mencionado en el primer párrafo. Y es que, ya sea durante el fin de semana o entre semana, somos muy dados a disfrutar de nuestro tiempo libre (o el descanso en el trabajo) cerca de la barra de un bar con el objetivo de mantener una charla con amigos, compañeros de trabajo o familia.

Hay muchas posibilidades dentro de lo que conocemos tradicionalmente como hostelería. No solo podemos encontrarnos el típico bar de cañas que todos y todas conocemos, sino que, además, es posible dar con otro tipo de negocios, como lo son las cafeterías. Tanto es así que, según han apuntado diversos especialistas en la materia, en el interior de nuestras fronteras hay una superpoblación de bares, cafeterías y restaurantes. Así lo apuntaba una noticia que fue publicada en la página web del diario 20 Minutos.

Teniendo en cuenta la enorme cantidad de locales hosteleros de los que disponemos en un país como el nuestro, es evidente que todos ellos deben ofrecer algo que les diferencie del resto si quieren tener éxito en el ejercicio de su actividad. Hoy en día, está estudiado que todas aquellas personas que desean comprar algo se dejan seducir por nuevos modelos de negocio, productos o servicios. Esto es lo que han tenido en cuenta los profesionales de El Molí Pan y Café, una franquicia de panaderías-cafeterías, a la hora de determinar ese modelo de negocio.  Su apuesta diferencial ha encontrado en los ingredientes naturales y de éxito sus verdaderos protagonistas. Y lo cierto es que esta estrategia les está funcionando de maravilla.

En el caso que os acabamos de comentar, ha tenido una especial importancia el estudio de mercado previo al lanzamiento de productos como de los que venimos hablando. Sin ese estudio de mercado, nos sería completamente imposible saber si los consumidores realmente están interesados en un producto como el que vamos a intentar ofrecerle. Desde luego, este elemento es una pieza angular clave a la hora de definir un proyecto y no cabe la menor duda de que nunca puede faltar antes de constituir un nuevo producto o servicio si no queremos que la inversión realizada sea en vano.

La panadería, aunque sin el éxito de la hostelería, también presenta buenas oportunidades de negocio

Hablar de una cafetería-panadería nos ha llevado a pensar en las segundas como modelo de negocio en la actualidad. La verdad es que es difícil apostar por este modelo de negocio teniendo en cuenta que las grandes superficies lo empiezan a copar todo en este sentido. Esta puede ser la explicación al hecho de que nuestro país tenga 3.000 panaderías menos desde que empezó la crisis económica. Pero lo cierto es que este negocio tiene muchas más posibilidades de las que solemos pensar.

Desde luego, en este sentido también nos vale lo que apuntábamos más arriba: hay que saber ofrecerle al cliente una diferencia. De lo contrario, estamos seguros de que un negocio tan tradicional como este terminará hincando la rodilla ante las grandes superficies. Y el valor diferencial de estos negocios bien podría residir en la composición de sus productos, en sus ingredientes. Es en lo que más nos fijamos los consumidores en los tiempos que corren y en lo que nos vamos a seguir fijando por mucho que pasen los años.

Negocios como lo son la hostelería o la alimentación deben tener siempre en cuenta un asunto como lo es el de la apuesta por los ingredientes tradicionales. Es algo que suele salir siempre bien y que juega un papel fundamental a la hora de conquistar al conjunto de la clientela. Por eso tenemos que seguir apostando por este tipo de aspectos. Y es que no cabe la menor duda de que este tipo de consejos funcionan. Muchas de las personas que disponen de negocios y que apuestan por lo que venimos comentando y nos pueden confirmar las ventajas que tiene apostar por la tradición.