22 diciembre, 2020

¿Qué vehículos podemos usar en el centro de las grandes ciudades?

Muchos de nosotros tenemos la necesidad de usar nuestro vehículo para ir cada día a trabajar, pero lo cierto es que, en muchas ocasiones, en función de la ciudad en la que vivamos, esta tarea tan cotidiana es más o menos fácil, así como más o menos costosa. Esto se debe a que en los últimos años se está fomentando la creación de zonas de circulación restringida, sobre todo, en las grandes ciudades de nuestro país, como son Madrid y Barcelona y, aunque a priori esta sea una muy buena iniciativa que va en favor del medioambiente y de la sostenibilidad, la realidad es que en el día a día es un verdadero quebradero de cabeza, en especial para la gente que no reside en esas ciudades, pero no solo eso, sino que puede suponer que muchas familias acaben en la pobreza tener que afrontar el gasto de comprar un nuevo vehículo cuando el que tenían hasta ese momento, aunque con unos años de más, funcionaba a la perfección. Así a lo largo de este post os queremos mostrar cuales son las limitaciones de acceso a las grandes urbes de nuestro país, en especial las de la capital y la ciudad condal. 

Tal y como os hemos avanzado en la introducción, la idea de crear una zona de movilidad restringida en las grandes ciudades, que afecta sobre todo a los centros históricos de las mismas, es una buena idea que busca crear urbes más eficientes y sostenibles, pero la realidad es que esto también pone en jaque a muchas familias que, aunque viven en las afueras, donde se pueden permitir las viviendas, trabajan en las zonas nobles. Que ponga a estas familias en jaque no es casualidad, dado que los niveles económicos de las mismas son mucho más bajos, por lo que comprar un vehículo nuevo que se adapte a las especificaciones de Madrid Central, en el caso de la capital, o de la Zona de Bajas Emisiones, en el caso de Barcelona, no siempre es fácil ni se lo pueden permitir todas las familias. 

Así, en el caso de la capital catalana, su Zona de Bajas Emisiones comprende todo el área que se integra en las Rondas de Barcelona y engloba a los municipios de Barcelona (salvo la Zona Franca industrial y el barrio de Vallvidrera, el Tibidabo i les Planes), l’Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià del Besòs i parts d’Esplugues de Llobregat y Cornellà de Llobregat. En este sentido, por el interior de estas delimitaciones solo podrán circular los vehículos que dispongan de distintivo ambiental de la DGT, así como también podrán circular los vehículos para personas con movilidad reducida (VPMR), los servicios de emergencias (policía, bomberos, ambulancias) y los servicios esenciales (médicos, funerarios), independientemente de si tienen distintivo ambiental de la DGT o no, hasta la renovación por un vehículo con distintivo ambiental de la DGT. Del mismo modo, se establece una moratoria de un año para la circulación de vehículos profesionales (furgonetas, camiones, autocares y autobuses), aunque no tengan distintivo ambiental de la DGT. 

Por estos motivos que os exponemos, cada vez está más complicado circular por el centro de las grandes urbes, por lo que nosotros os recomendamos que si tenéis que hacerlo a diario recurráis a Urbancar, puesto que ellos os pueden ofrecer entre una amplia gama de vehículos sin carnet el que más se adapte a vuestras necesidades, pero no solo eso, sino que también os sirva para poder acceder a todos aquellos lugares que precisáis y que se encuentran en los centros neurálgicos de capitales como Barcelona o Madrid. Y es que un vehículo sin carnet es una gran opción para moverse por la ciudad, ya no solo para poder aparcar sin mayor problema, sino que también porque nos podemos proteger de la lluvia en caso de que sea necesario, cosa que con una moto, no. 

Las estrictas limitaciones de Madrid

En el caso de Madrid las limitaciones son más restrictivas, dado que solo podrán circular libremente por el interior de Madrid Central aquellos vehículos que porten la etiqueta medioambiental 0 de la DGT, así como aquellos que tengan la pegatina ECO, aunque estos últimos pueden acceder libremente a Madrid Central, pero a la hora de aparcar en las Zonas SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) deben tener en cuenta que tienen un tiempo máximo de dos horas. Por otro lado, además de estos vehículos también tienen la entrada permitida:

  • Turismos de los establecimientos de comercio y hostelería.
  • Coches que van a un taller
  • Vehículos pesados de más de 3.500 kilos
  • Vehículos de servicios especiales o de servicio público, siempre y cuando justifiquen por contrato que no pueden cambiar de vehículo.