11 diciembre, 2020

Quiero trabajar en el mundo de la hostelería ¿qué necesito?

Hoy en día, la hostelería se ha convertido en una de las salidas laborales más recurridas, por diferentes motivos. Entre ellos porque no es tan difícil conseguir una plaza, como si lo es en otras áreas, y porque los establecimientos del sector abundan en nuestro país. España es muy visitado por turistas, además que cuenta con más de un bar en cada esquina. En especial, según la época, sube el número de contrataciones, como por ejemplo en Navidad, en verano o en otra fecha de índole festiva, que es cuando se suele buscar más personal que lo normal.

Y es que España es un país que puede presumir de unos excelentes datos en cuanto al turismo se refiere, mostrándose como uno de los destinos más demandados por todo tipo de personas en el mundo para disfrutar sus vacaciones. En consecuencia, puede observarse que aún en los momentos más complicados de crecimiento económico, el sector de la hostelería se sigue manteniendo en pie, presumiendo incluso de ser uno de los que menos nota las crisis.

Por todo ello, es muy probable que quieras incursionar haciendo carrera profesional en algún hotel, o como ser camarero o cocinero en un restaurante, en un bar de tapas o copas, en una cafetería, etc. Si es así, por supuesto que tendrás que cumplir con ciertos requisitos. Nuestros amigos de Olivar y Aceites, especialistas en la formación de personal para hostelería, nos comentan algunos de estos:

Carnet de Manipulador de Alimentos

El sector de la hostelería es, unido a la industria y los comercios de alimentación, uno de los sectores donde trabajan más manipuladores de alimentos. Por eso, para encontrar empleo en este ámbito laboral, es un requisito indispensable contar con el carnet de manipulador de alimentos.

Este es un trámite que puedes hacer totalmente gratis o pagando una pequeña tasa, depende del Centro de Formación que escojas. Lo que debes cuidar es que dicho centro este cualificado para certificar que cumples con la normativa en materia de formación alimentaria, un requisito totalmente imprescindible para cualquier persona que vaya a desempeñar funciones relacionadas con los alimentos, ya que así lo exige la legislación actual entre los requisitos sanitarios de un bar restaurante o una cocina tipo industrial.

Este carnet es importante porque garantiza que todos aquellos profesionales que trabajan en el sector de la hostelería y la restauración saben manipular y tratar adecuadamente los alimentos, asegurando de esta forma, el bienestar y la salud de sus comensales.

Sin embargo, cumplir con este requisito es muy fácil. Solo se trata de aprobar el curso referente, el cual, muchos de los centros ahora lo ofrecen a través de plataformas online, para hacerlo desde la comodidad de tu casa y en horarios que te resulten flexibles.

Disponibilidad

En la hostelería sucede que la disponibilidad es uno de los factores que más peso tienen. Esto porque es un tipo de trabajo que no entiende de horarios, siendo incluso los días festivos, vacaciones y tiempo de ocio durante los que más trabajo se genera a lo largo del año.

Además, aunque se trata de negocios rentables en su mayoría, tienen en contra este aspecto, que unido a la dificultad para acertar en sus previsiones, conlleva que mucho de su personal tenga condicionado su horario laboral al nivel de actividad que se presente.

Por lo mismo, si tu intención es trabajar en la restauración y hostelería, ya sea por necesidad o porque te gusta, deberás concienciarte que terminarás trabajando en los momentos en los que otros se están divirtiendo, incluidas fechas como Navidad o Año Nuevo. Sin embargo, el punto a favor es que tendrás más oportunidad de conseguir empleo durante vacaciones, que es una fecha que por lo general es difícil en este aspecto.

Además, si dejas claro en el curriculum vitae tu disponibilidad, por seguro que ganarás muchos puntos de cara a la entrevista de trabajo. 

Formación

Es importante pero no indispensable. Igualmente, hacer un curso de hostelería nos será muy útil no sólo para saber cómo debemos desenvolvernos en el día a día en la profesión y para aprender todo lo necesario para ser profesionales, sino también para encontrar trabajo y ofrecer un perfil profesional más interesante para las empresas que necesiten personal.

Además, algunos puestos como el de gerente requieren conocimientos en administración y gestión. Así que si quieres aspirar a estos puestos, lo más recomendable es que estudies un curso de gestión relacionado con la hostelería, e incluso, domines algún programa de gestión de datos, como Microsoft Excel. La variedad de opciones en formación es infinita, incluso existen cursos orientados a modalidades específicas, como gestión de casas rurales u hotelería y turismo.

Ya en un primer apartado discutimos que uno de los requisitos es haber aprobado el curso de manipulación de alimentos. Pero también, desde la implantación del nuevo Reglamento Europeo (1169/2011), otro requisito indispensable para ocupar estos trabajos, es realizar un curso sobre alérgenos e intolerancias alimentarias.

Además, los establecimientos de hostelería son muy variados. Hay tabernas, hoteles, pensiones, hostales, paradores, albergues juveniles, bodegas, casas rurales, bares, etc… Algunos se especializan en algún tipo de comida o bebida: hamburgueserías, pizzerías, kebab, heladerías, horchaterías o chocolaterías. Otras pueden entrar en otro tipo de categorías, como las actividades de ocio, cuando se combinan con otro tipo de servicios o atracciones. Por otro lado están los cruceros, que son una actividad que combina el transporte con la hostelería, como también lo hacen los coches-cama en los trenes y el servicio de a bordo en la aviación comercial.

Dependiendo de la naturaleza del establecimiento y las actividades que vayas a realizar se te pedirá manejar un arte específico. En algunas será importante que sepas sobre cocina, coctelería o vinos; en algunos otros sobre recreación, eventos, protocolo, etc.

Experiencia Laboral

La experiencia laboral es un aspecto clave para el desempeño de cualquier trabajo. Sin embargo, si te etas iniciando en este sector y estas intentando conseguir tu primer trabajo, encontrarás algunos sitios que no la consideren indispensable y que te den una oportunidad.

Esto porque en el sector hostelero los cambios de plantilla suelen ser muy comunes, principalmente porque mucha gente recurre a este tipo de empresas para trabajar únicamente de manera temporal hasta que encuentran un trabajo acorde a su capacitación profesional.

Así, esta ida y venida de trabajadores hace que se tenga que estar buscando constantemente nuevos empleados, por lo que no siempre es posible obtener trabajadores cualificados y con experiencia.

Además, muchos empleadores saben  que la experiencia es algo que se obtiene trabajando y con el paso del tiempo. Incluso, muchos lugares ofrecen capacitación como parte de la oferta del cargo, dando la oportunidad a aquellos interesados que estén dando sus primeros pasos en el rubro.

Lo que sí que es seguro es que te pedirán estar un tiempo a prueba, más que nada para comprobar si realmente eres una persona realmente apta para desempeñar con éxito tu trabajo.

Conocer cómo funciona la hostelería

Si no se tiene formación o experiencia, al menos, lo básico es conocer cómo funciona el mundo en el que quieres ingresar.

Este sector tiene sus particularidades, por ejemplo hay que saber como dominar la carta de comidas y bebidas, saber especificar los ingredientes con los que se ha elaborado un plato, informar correctamente sobre las alternativas cuando no quedan existencias de algo solicitado por un cliente y otros detalles que marcan la diferencia dentro de un buen servicio.

Capacidad de trabajar bajo presión

Ya sea que estés desempeñando un puesto de cara al público, o que estés de ayudante en la cocina, en la hostelería es muy importante saber trabajar bajo presión, y que es un área en donde suele haber mucho movimiento, muchas exigencias y dónde la rapidez y la excelencia son piezas claves.

Capacidad de trabajar en equipo

En hostelería,  no importa la labor  que desempeñes, siempre formarás parte de una gran  cadena de trabajo. Para que esta funcione correctamente, todos sus eslabones deben respetar el trabajo de otros compañeros y coordinarse adecuadamente para que los tiempos sean los correctos y el servicio no falle.

Idiomas

Algunos de los requisitos que te exigen en la hostelería dependen mucho es del tipo de actividad que realizamos. Por ejemplo, para trabajar como camarero debemos saber cómo atender a los clientes y cómo servir los platos y bebidas. Más importante aún, si estamos en una zona especialmente turística, se te pedirá que manejes otros idiomas, especialmente el inglés, pero también en algunas zonas el alemán, como en la isla de Mallorca. Solo de esta forma podrás atender a turistas extranjeros, tomar sus órdenes y ofrecer un buen servicio.

Habilidades específicas de acuerdo a cada actividad

Así como veníamos explicando que muchos camareros deben manejar más de un idioma, se nos piden diferentes habilidades según la actividad que queramos desarrollar.

En el caso de los cocinero/a o como ayudante de cocina, el trato con los clientes y los idiomas no son tan necesarios porque no se trata de un trabajo de cara al público. En este caso, es más importante el conocimiento de las técnicas y elaboraciones de cocina; la destreza y la rapidez de ejecución de esas técnicas; la planificación y organización; y la capacidad de trabajar bajo presión.