10 noviembre, 2020

Si sabes escuchar a tu coche, te dirá que le ocurre

Dicen que a la sociedad de hoy en día lo que nos falta es escucharnos más. Que ahora cada uno va a lo suyo y por eso no nos enteramos de lo que está pasando a nuestro alrededor. Pues bien nosotros creemos que es cierto. Y hasta el punto de que si escuchamos más, podremos evitar problemas y hasta ahorrar unos euros. Y es que muchas veces, sabiendo escuchar a tu automóvil te puede decir lo que le ocurre.

Nosotros por desgracia no tenemos ese don, por eso tenemos que llamar a las puertas de Talleres Carmelo, un taller mecánico multimarca en Valladolid, que lleva más de 30 años, poniendo el oído en tu coche para saber lo que ocurre. Profesionales del motor y de la electricidad que nos pueden decir qué le ocurre a nuestro coche solo con oírlo. Como ellos, si sabes entrenar el oído reconocerás varios tipos de averías. Pero esta habilidad se adquiere con la práctica, así que no te precipites y en caso de duda, acude siempre al mecánico.

Tubo escape

Estás en el coche y de repente escuchas como un traqueto en la parte de atrás. Es, el tubo escape. Puedes estar tranquilo porque suele ser un problema con solución, de esas que no te dejas un sueldo en el taller. Ahora bien, tienes que tener cuidado porque si el ruido es más parecido a un montón de piedras como si estuvieran en una lata, eso será más problemático. Es probable que tengas estropeado el catalizador.

Al ir en marcha

Por su parte, si lo que escuchas es un ruido al rodar, este sonido puede significar que tienes los desgastes muy desgastados. Además, sería conveniente revisar los cojinetes de la rueda de donde provenga el ruido. Eso sí, también tienes que comprobar que no sea que tienes algo en el interior del coche que está provocando un ruido.

Frenos

Uno de los ruidos más habituales es como un sonido de grillos al frenar. Para esto se recomienda no siempre ir con la música a todo trapo, porque si no, no te vas a enterar de lo que le está ocurriendo a tu coche. Pues bien, si escuchas este chirrido es probable que las pastillas de freno están desgastadas o los discos se han rayado. Ante esto, desde el taller nos lo dejan claro, hay que sustituir la pieza dañada, ya sea el disco o las pastillas, en cuanto puedas. Por otro lado, si no es un chillido y es un ruido más fuerte, como un sonido de desgaste, lo más probable es que las pinzas o los pistones rocen contra el disco.

En el motor

Vamos subiendo el nivel de dificultad. En otras ocasiones, lo que escuchas es como si fuera un chillido en el motor, como si alguien estuviera dentro. Ojalá que no sea un gato, que no es la primera vez que ocurre. En este caso, si escuchas silbidos bajo el capó, seguramente el nivel de refrigerante es muy bajo o el sistema tiene alguna fuga. Si el sonido va acompañado de vapor o de olor perceptible, entonces el problema es todavía más evidente. Ante esto, lo que nos recomiendan desde el taller es que llamemos a la grua. Ni nos molestemos en arrancarlo.

Golpes traseros

Estás en tu coche es como si alguien golpeara tu parte de atrás del coche. Pues bien, estos ruidos que proceden del maletero puede significar que el escudo térmico del silenciador esté suelto. Si quieres solucionar este problema, es tan sencillo con apretar el tornillo que está situado en el tubo de escape, justo donde se une al coche. ¿Te atreves con ello? Si no lo quieres hacer, ya sabes que los profesionales del taller estarán deseándolo de hacerlo.

Chillido en el capó

Si lo que escuchas es como un chillido o chirrido de bajo del capó, pues ya puedes ir preparando la cartera. Lo más seguro es que te toque cambiar la correa de trasmisión. Cuando la banda se desgasta, se escucha un sonido agudo, especialmente al arrancar el coche o cuando revolucionamos el motor. Su reemplazo es sencillo, pero si se rompe en marcha, nos enfrentaríamos a una situación peligrosa.

Después de estos trucos que nos han dicho desde el taller es el momento de que pongas en funcionamiento tu oído. ¿Crees que puedes ser capaz de reconocer estos posibles problemas solo con escucharlos? Muchas veces el prevenir y saber qué ocurre es la mejor forma de curarse en salud. Eso sí, lo que más recomendamos es que tenga a punto siempre tu coche.