13 febrero, 2019

El papeleo para comprar un coche de segundo mano

El comprar un coche de segunda mano no es cosa fácil. Lo primero que tienes que tener claro es qué coche quieres. No es una decisión sencilla porque un coche dura muchos años y ya va estar con nosotros un buen tiempo. No es lo mismo comprarte un coche a los 25 años que hacerlo cuando tienes 40. Por eso, una vez que elijas el modelo que quieres, será el momento de comenzar con el papeleo. No es cosa fácil.

Lo primero que tienes que hacer es pedir el Informe de Antecedentes del Vehículo de la DGT. Es vital porque te vas a evitar alguna limitación de disposición anotada en el Registro de Bienes Muebles o sanciones impuestas por infracciones de transportes pendientes de pago, y además compruebas que el Impuesto de Circulación o Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica(IVTM) del año anterior está pagado. Estos dos requisitos son imprescindibles para poder poner el coche a tu nombre. ¿Te imaginas que ese coche tiene dudas? Si no has logrado todos estos informes, esas deudas pasarán a tu nombre.

Para conseguir este informe tienes que ir a una Oficina de la DGT para rellenar el impreso. Puedes descargártelo en la web, rellenarlo en tu casa y llevarlo hecho. Y que no se te olvida que para hacer estos trámites tienes que pedir cita previa a través de Internet. Así te vas a evitar perder tiempo haciendo colas interminables. Ahora bien, tampoco te aseguro que sea llegar y besar el santo.

Como te decíamos, en el Informe de Antecedentes del Vehículo de la DGT podremos ver si todo está en orden. Se indican, entre otros datos, si no hay ninguna reserva de dominio del coche a nombre de alguna entidad financiera, si no hay multas pendientes, cuando se pasó la última ITV, si está pagado el Impuesto de Circulación o Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) del año anterior, si se tiene que devolver alguna bonificación del impuesto de matriculación o Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte. Cosas muy importantes que tienes que tener en cuenta.

Cambio de titularidad

Si todo está bien ¡felicidades!, como no esté, tendrás que hablar con el vendedor para que te lo arregle por las buenas. Pero si todo fue bien, pide entonces un par de impresos para realizar el trámite de Cambio de Titularidad del Vehículo o Transferencia en la misma Oficina de la DGT. En el acto de compra vas a necesitar el  contrato de Compraventa del Vehículo, las fotocopias DNI o documento identificativo del comprador y del vendedor, ficha técnica y Permiso de Circulación del vehículo, y el último recibo pagado del Impuesto de Circulación o IVTM del año anterior al trámite. Una vez reunido con el vendedor, rellena con tus datos el Contrato de Compraventa por duplicado y el impreso de Cambio de Titularidad del Vehículo y fírmalos. Acto seguido, pásaselos al vendedor para que también él complete sus datos en ambos documentos y los firme.

El vendedor debe entregarte un original del Contrato de Compraventa y el Impreso de Cambio de Titularidad ya firmados, junto con la documentación del vehículo y las llaves a cambio del dinero acordado. Es justo en este preciso momento, y no antes, cuando se cierra la operación y se paga el importe convenido. Felicidades ya tienes tu coche.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

La asesoría TFS nos adelanta que si el vendedor es un profesional en el ejercicio de su actividad, no tienes que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o ITP, pues ya pagas el IVA, y te valdrá, en su lugar, con la factura de venta oficial, con IVA desglosado, que te entregue el profesional al comprar el vehículo. Por último con el original del “ejemplar para la Administración” de pago o exención, en su caso, del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales(ITP), el contrato de compraventa firmado por el vendedor y por ti, la copia del DNI o documento identificativo del vendedor.

Como has podido ver, lo de comprar un coche de segundo mano no es fácil, por eso mi recomendación es que te ponga en manos de una asesoría. Ellos lo hará por usted, pudiendo realizar a su disposición ante la Jefatura de tráfico servicios como tramitación de la tarjeta de transportes por carretera, matriculación de vehículo, cambio de titularidad o informes de tráfico. En estas cosas es mejor dejarse asesorar.