29 noviembre, 2016

Pasión por el automóvil y por las maquetas

Los amantes del automovilismo también adoramos las maquetas en la mayor parte de los casos. Como me decía un buen amigo con el que voy a concentraciones de Mercedes, me cuenta siempre que muchos empezamos con esta pasión desde bien pequeños con los coches de juguete.

Mi objetivo era empezar por una de mis pasiones, los coches de la década de los setenta y ochenta. Mi objetivo era empezar por una marca que siempre la tuve mucho cariño como es Renault. La idea de tener a escala modelos como el Renault 5, Renault 18, Renault Fuego o rarezas como el Renault 30 me seducía mucho.

Buscando estos modelos en “San Google”, di con racingmodelismo una web donde podía comprar cómodamente algunos de estos modelos. La verdad que se veían tan bonitos que daban ganas de comprarlos todos, pero esta afición no es precisamente barata, por lo que había que ir con calma y sinceramente, así se valora más lo que se tiene.

El Renault 15 Gtl de color naranja me encantó de tal manera que fue mi primer elegido y me puse en contacto para expresar algunas dudas que tenía sobre la escala y los cuidados que debía tener con estas miniaturas. Muy amablemente me contestaron y procedí a comprarlo por Paypal.

La compra fue cómoda y sencilla, solo me tocó esperar algunos días (soy muy impaciente). Cuando llegó, abrí el paquete como si fuera un niño la mañana de reyes. La ilusión era máxima y cuando lo ví, recordé cada vez que me compraban un coche cuando era pequeño.

Ahora también te fijas en los detalles, solo que estos están todavía más detallados, hasta el dibujo de la palanca de cambios con las marchas lo tiene. Una preciosidad. Aproveché a la semana siguiente para adquirir una vitrina para guardarlo como es debido.

Mi idea es comprar un armario en el comedor e ir apilándolas debidamente para contar con una colección bastante maja. Prefiero tener esto a los típicos libros que pone todo el mundo y así puedo disfrutar de ellos cada vez que quiera.

Ahora medio año después, he comprado otros 5 modelos más, uno por mes, creo que este será el ritmo que lleve y quizás en cumpleaños o en navidades darme algún caprichito más. Quizás en 2 años puede que acabe con Renault y después pueda empezar con Peugeot.

Una afición interminable

Lo bueno de esta afición es que tienes tantos modelos y marcas que si te lo tomas con calma puedes tirarte media vida coleccionando. Tengo una casa en la sierra, donde creo que cuando tenga muchos modelos ya, iré pasando las vitrinas.

Me veo dentro de unos años con una colección bastante grande, aunque este mundo no es barato, desde luego que sí es más que comprar coches de época, una afición que sí que requiere de dinero en mantenimiento, revisiones y los pertinentes seguros si quieres circular con ellos. Para eso tengo mis dos clásicos donde les destino mi dinerillo, pero a día de hoy no puedo permitirme más.

Si tienes afición por las maquetas ya sabes, tienes un mundo por delante. ¡Disfruta!