12 noviembre, 2021

La pandemia promueve la venta de mobiliario nuevo

¿Cuál es, para vosotros y vosotras, la estancia más importante de vuestra casa? La verdad es que seguramente haya tantas opciones como personas. Se trata de un gusto muy personal y que viene marcado por el día a día de cada cual. Habrá personas que consideren que un salón cómodo es el mejor reflejo de una buena calidad de vida. Habrá otras que, en cambio, consideren que una cocina amplia sea la mejor opción para vivir más tranquilo, sin agobios durante la realización y elaboración de los platos diarios. Todas las opciones, por supuesto, son igual de válidas.

Eso sí: la opinión de los expertos determina que hay una estancia de la vivienda que ha de ser la más importante para asegurar una vida feliz. Esa opinión se refleja en un artículo publicado en la página web propiedades.com. La respuesta a la pregunta es que es el dormitorio la estancia de referencia a la hora de apostar por la comodidad. Con un dormitorio que cumpla con nuestras necesidades tenemos mucho ganado en lo que tiene que ver con la consecución de una buena felicidad en el hogar. Como es lógico, eso hay que complementarlo con la adecuación del resto de habitaciones de nuestra casa. Pero la base ya estará puesta si empezamos por los dormitorios.

El hogar es el lugar en el que más tiempo pasamos a lo largo de la vida y ese debe ser un argumento más que de sobra para que pongamos toda la carne en el asador en lo que tiene que ver con su adecuación a nuestras necesidades. Una persona que no sea feliz en su hogar tiene bastante difícil ser feliz con el resto de cuestiones que forman parte de su vida. Si somos felices en casa, tendremos más posibilidades de disfrutar de la vida también cuando no estamos en nuestra guarida.

La llegada de la pandemia de coronavirus en marzo del año pasado ha provocado que haya ciertas tendencias en el mercado. Poniendo como ejemplo el mercado de muebles, diremos que el confinamiento al que nos vimos sometidos con la primera ola de la pandemia hizo que se produjera un aluvión de ventas de muebles para acondicionar el hogar a la alta cantidad de horas que pasábamos dentro de él, según se indicaba en una noticia que es propiedad de La Vanguardia. Y es que la gente quería disponer de los mejores muebles para garantizar la comodidad propia y la de su familia en el caso de que se volviera al confinamiento.

Una de las tendencias más potentes del mercado desde marzo del 2020 ha sido la venta de muebles. Hemos recogido alguna de las impresiones que ha dejado este asunto entre los comerciantes de este tipo de productos y el testimonio que más nos ha sorprendido ha sido el de los profesionales de Muebles Europa Confort, que aseguran que, desde la llegada del coronavirus, se han multiplicado por cuatro las personas que, como mínimo, muestran interés en alguno de sus productos.

Un importante cambio de mentalidad

La pandemia ha provocado un cambio de mentalidad que, desde luego, nos va a venir muy bien a la hora de mejorar todo lo que tiene que ver con nuestra comodidad en el hogar. Todo el mundo ya es consciente de la importancia que tiene este asunto para lograr ser feliz y eso es lo que ha hecho que hayamos decidido realizar una mayor inversión en los muebles de los que se componen las diferentes estancias de nuestra vivienda. Antes, sabíamos que esto era importante, pero escurríamos más el bulto de lo que lo hacemos ahora.

Creemos que la mayoría de personas y familias que han decidido realizar esta inversión se sienten mejor tras el cambio. Y la verdad es que no es para menos. Los muebles juegan una importancia muy grande a la hora de determinar el grado de satisfacción de las personas con el entorno en el que se encuentran y es por eso por lo que son muchos y muchas quienes tienen un motivo claro para sonreír. Aunque es cierto que la pandemia ha sido uno de los peores momentos en la vida de muchos de nosotros y nosotras, la verdad es que también ha permitido mejorar nuestra conciencia al respecto de asuntos como estos.

El mueble es el mejor aliado del ser humano en lo que respecta a su hogar y eso es lo que hemos venido aprendiendo en estos meses tan complicados. Serán muchas las familias que salgan de la pandemia viviendo más cómodamente en su vivienda de lo que lo hacían antes de que el coronavirus hiciera mella en nuestra sociedad y en el mundo entero. Y esa, desde luego, es una muy grata noticia.