7 septiembre, 2020

La tecnología, muy útil en el del automóvil

Sería completamente imposible que una empresa fuera la líder de su sector sin que apostara por los recursos tecnológicos que tiene a su disposición en una sociedad como la que existe hoy. Es algo de lo que nadie duda: la tecnología es el factor clave a la hora de asegurar cuestiones como la eficiencia o la productividad en las empresas de todo el mundo y está claro que, para asegurar un futuro estable y rentable, hay que apostar por los mejores sistemas tecnológicos. De lo contrario, las horas de una empresa están más contadas que nunca.

La tecnología es una necesidad en todos y cada uno de los sectores de actividad de un país. Lo es el un pequeño comercio que se dedique a la venta de prendas de ropa y lo es también en una enorme fábrica que se dedique a la producción de un tipo de alimentos. Lo es también en el campo y en el sector público. A nadie le puede cabe alguna duda al respecto: la tecnología es, a día de hoy, lo que marca nuestro día a día. Y saber emplearla es lo que resulta fundamental para beneficiarse de todas y cada una de sus ventajas.

Los datos en cuanto a inversión tecnológica en España nos desconciertan bastante. Os vamos a hablar de dos noticias que hablan de cosas que, estando relacionadas con la tecnología, muestran dos cuestiones bastante diferentes:

  • En la primera de ellas, que fue publicada en el portal web de Equipos y Talento, se asegura que, en el año 2019, las empresas españolas se encontraban liderando la inversión tecnológica en toda Europa, algo que se puede concebir como una muy buena noticia. Y es que el 53% de las empresas estaba realizando este tipo de inversiones para la automatización de procesos.
  • Otra noticia, publicada en la página web del diario El País, indicaba que en el año 2019 se había producido un descenso del 25% en lo que respecta al gasto en Tecnologías de la Información y la Comunicación en nuestro país, pasando de una inversión de 4.286 millones en 2018 a una de 3.204 millones en 2019. Esto, según rezaba el titular de la noticia, amenazaba la digitalización de las empresas en un país como lo es el nuestro, algo que, desde luego, no supone una noticia tranquilizadora ni por asomo.

La inversión tecnológica es fundamental a día de hoy en todo tipo de empresas, pero, si tuviéramos que quedarnos con el que más depende de este tipo de cuestiones, sin duda alguna nos decantaríamos por el de la producción de automóviles. Los profesionales de Tecoi, especializados en la venta de máquinas de corte de chapa que cuentan con las últimas tecnologías incorporadas, nos han comentado que son muchas las fábricas de ese sector que confían en estos sistemas y que deciden incorporarlos como un medio para la mejora de su producción en términos de seguridad, tiempo y rentabilidad.

Un medio para competir con otros países

Solemos pensar, casi siempre con gran acierto, que España es un país que se encuentra un pelín por detrás de naciones como Alemania, Francia o el Reino Unido en materia de tecnología. Eso es lo que explica que esos países sigan poseyendo producciones más eficientes y, por ende, más rentables que la nuestra. Lo positivo es que conocemos la manera de equipararnos a ellos, a través de la tecnología. Sabiendo esto, sabemos cuál es el camino para intentar igualar nuestras producciones y mejorar la salud de nuestras empresas, que redundará en la de toda nuestra población.

Estamos en un momento en el que, además, ponernos a la vanguardia tecnológica nos permite tener una mayor cantidad de mejoras que nos pueda hacer colocarnos por delante de nuestros países competidores en algún aspecto. Y es que, teniendo la mejor tecnología, tendremos también la capacidad de implementar algún cambio que convierta a esa tecnología en algo mucho más eficiente que lo que ya es. Y eso, en los tiempos en los que estamos, puede implicar obtener unos cuantos millones de euros más que, en lugar de viajar al centro de Europa, se vengan para nuestro país.

La tecnología va a marcar nuestras vidas y es mejor que sepamos como debemos utilizarla para sacar rédito de todas esas cosas que nos permite. Desde luego, las décadas recientes muestran a las claras que, quien apuesta por la tecnología, termina experimentando una mejora en lo que tiene que ver con sus niveles de ingresos y su reputación en el extranjero. Y eso vale muchísimo. La verdad es que este debe ser el camino a seguir por parte de todos los países de este mundo y nosotros esperamos que España sepa dar la talla en un escenario como este.