19 abril, 2021

Las mejores formas de disfrutar de un buen jamón ibérico 

Uno de los mejores productos de la gastronomía española es el jamón ibérico. Degustar este producto es uno de los mayores placeres para el paladar, que se puede disfrutar en cualquier época del año y de distintas maneras. Si bien es verdad que disfrutar de este manjar no requiere de grandes trucos porque lo más importante es la propia materia prima, es decir, la calidad del jamón. Pero en este artículo te vamos a contar las mejores formas de degustar un buen jamón ibérico. 

· En lonchas con unos picos 

Una de las mejores formas de disfrutar de un buen jamón es con unos picos y es que no se necesita más. Si el jamón es bueno se puede disfrutar de cualquier manera. Y para degustar un buen jamón con picos, una de las opciones más ricas es con jamón cortado a cuchillo. 

Si no sabes bien cortar una pieza de jamón no te preocupes, porque puedes comprar el jamón ya cortado. “En nuestro caso ofrecemos a nuestros clientes la opción de que las piezas de jamón sean cortadas a cuchillo por nuestros maestros cortadores. Se corta a cuchillo bajo pedido y los clientes reciben en su domicilio platos envasados con las lonchas listas para degustar. También con los recortes se preparan taquitos de jamón para poder utilizar en cocina o degustar directamente. Y por supuesto, los clientes también reciben el hueso, que es perfecto para elaborar sopas y caldos. No se desperdicia nada de la pieza, pero se recibe de manera cómoda y listo para usar”, explican desde Jagus, tienda online especializada en jamón ibérico y de bellota. 

· En tostada con un buen chorro de aceite de oliva 

Otra forma de degustar el jamón para una cena o merienda es en tostada. Coges unas cuantas rebanadas de pan las tuestas un poquito, luego le echas una buen chorro de aceite de oliva virgen extra, colocas unas cuantas lonchas sobre el pan y a disfrutar de la gastronomía española en estado puro. 

· En una tabla de embutidos 

Por supuesto, otra de las mejores formas de degustar un buen jamón iberico es en una completa tabla de embutidos. Los puedes combinar con otros embutidos ibéricos como chorizo, salchichón o lomo. 

O también con un buen queso. En este caso para gustos colores, puedes escoger el queso que más te guste. Pero según los expertos el tipo de queso que mejor combina con el jamón ibérico es el queso curado, ya que tiene un sabor y aroma característicos que potencia al jamón. 

· Con una buena copa de vino 

Por último, una de las mejores formas de disfrutar del jamón ibérico es con un buen vino. No se necesita más. Un buen caldo para acompañar este manjar de la gastronomía española. 

¿Pero cuáles son los vinos idóneos para acompañar? Pues según los expertos el maridaje del jamón se puede escoger como acompañamiento o de contraste. 

El maridaje de acompañamiento se basa en la unión de los vinos con el jamón a través del sabor, fusionando ambos elementos. Y el vino idóneo para realizar un maridaje de acompañamiento son los vinos tintos, pero son mejores los jóvenes, ya que son suaves y no aniquilan el sabor del jamón, sino que lo refuerzan. Por el contrario, los vinos de crianza o de reserva al ser más fuertes pueden reducir el sabor del jamón en el paladar. También en los últimos años cada vez se está recomendando más los vinos de Jerez para acompañar el jamón. 

El otro maridaje perfecto según los expertos para el jamón es el de contraste. Este tipo de maridaje consiste en eso, contrastar los sabores para reforzar el sabor de cada elemento del maridaje. Y el maridaje perfecto de contraste con el jamón son los cavas. Se deben servir muy fríos, para que cuenten con burbujas, ya que las burbujas proporcionan una agradable sensación en el paladar, ayudan a limpiar la boca de la grasa del jamón y muestran todos los matices de los sabores. Este tipo de maridaje es una auténtica experiencia sensorial. 

En definitiva, estas son las mejores formas de degustar un buen jamón ibérico. En función de tus gustos o apetito te puedes decantar por una u otra. Pero como ya os hemos indicado en alguna ocasión en este artículo, no se necesitan grandes elaboraciones para disfrutar de este manjar español. El mejor truco es comprar un jamón de calidad, ya que la materia prima lo dice todo.