26 septiembre, 2019

Marketing digital, una inversión necesaria para crecer como empresa o como persona

La publicidad es uno de los aspectos en los que más en serio trabajan las empresas en los tiempos que corren. Es una de las compras habituales de todas las empresas, se dediquen al sector que se dediquen y sean más grandes o más pequeñas. Todas las entidades tienen catálogos, letreros, carteles, redes sociales, páginas web o utilizan soportes publicitarios que pueden encontrarse a pie de calle. Por eso la publicidad es una compra habitual y que va a seguir siendo habitual entre todo tipo de empresas de aquí a dentro de unos años.

Pero algo sí que ha cambiado durante los últimos años. Hemos pasado de un modelo de publicidad en el que primaba el gasto en medios de comunicación como periódicos, televisiones o radio a un modelo publicitario en el que lo que prima es invertir en lo que ya se conoce como marketing online, en el que se encuadran la mayoría de compras que una empresa asume para desarrollar su estrategia publicitaria. Y es que lo tradicional es menos eficaz que nunca. Lo digital le ha ganado la partida de una manera más que evidente.

No cabe la menor duda de que el aumento del gasto en publicidad no hace que, de manera inmediata, las ventas suban. Hay que saber dónde invertir. Y ese es el motivo por el que las empresas han decidido volcar la mayoría de su presupuesto publicitario en lo que tiene que ver con marketing online, que es una de las cuestiones que más eficiencia demuestra tener en los tiempos que corren. La tendencia a día de hoy está clara: lo digital es bastante más eficaz que lo tradicional y las diferencias entre una cosa y otra son cada vez más grandes.

Una noticia publicada en el portal web Puro Marketing hacía referencia a que cada vez más empresas y marcas decidían gastar más dinero en marketing de experiencias y entretenimiento, para lo cual se está empleando cada vez de una manera mucho más amplia el marketing online. Elementos como lo pueden ser un buen posicionamiento web, un diseño web que destaque por encima del resto y una buena presencia en redes sociales pueden marcar la diferencia entre lo realmente positivo para nuestra entidad y lo que no lo es tanto.

La inversión en publicidad de las empresas españolas e internacionales ha crecido de una manera realmente potente en los últimos años y buena parte de ese crecimiento se debe a que las campañas digitales han copado una buena presencia en sus presupuestos. El portal web Reason Why informaba, en una de sus noticias, de cuáles son las 20 empresas que más invierten en publicidad en nuestro país. Procter & Gamble ocupa la primera de las posiciones con una inversión que supera los 100 millones de euros al año. Entidades como El Corte Inglés (86’9 millones) o L’Oreal (79’6 millones) son las que completan el podio.

Buena parte de los presupuestos de las grandes empresas se destinan a compras relacionadas con un negocio como lo es el de la publicidad. A día de hoy, no realizar una fuerte inversión en este terreno es sinónimo de la pérdida de potencia de nuestro negocio. Por otra parte, es necesario que tengamos bien claro en qué terreno publicitario nos es más beneficioso realizar una inversión. Está claro que el marketing digital le ha ganado la partida al tradicional en términos de eficacia y eficiencia, por lo que apostar por él es un acierto en toda regla. Hemos charlado con los profesionales de Grupoom, entidad relacionada con la prestación de servicios de marketing digital, y nos han comentado que la práctica totalidad de sus clientes ha decidido centrar en el terreno digital el 100% de sus inversiones.

Un impacto mucho mayor

No cabe la menor duda de que es más probable que una persona nos conozca a través de un buen posicionamiento de nuestra página web que por una marquesina que lleve nuestro logotipo en la calle. Todo lo digital tiene mayor potencia. Y esa potencia se va a seguir agrandando, sobre todo porque España es un país que se encuentra muy envejecido y la gente que decide apostar por el marketing tradicional va a ir desapareciendo, dejando su lugar a las personas que han nacido con una mentalidad mucho más tecnológica.

El marketing digital es y debe seguir siendo una cuestión de futuro. No hay nada que pueda dar a conocer a una empresa o a una persona en mayor medida. Y es que, a la hora de buscar información acerca de alguien o de algo, ya nos vamos a Internet. Sin dudarlo. Y es ahí donde debemos estar y donde necesitamos mejorar nuestra posición y nuestra imagen. De eso dependerá nuestro futuro y las posibilidades que tengamos de que nuestra actividad sea mucho más rentable.