3 agosto, 2018

Qué necesitas para conducir un remolque

Aquellos que nos criamos en una urbanización siempre teníamos un amigo que tenía una caravana, y en verano siempre se iba al camping en la quincena de agosto que sus padres cogían vacaciones. Esto facilitaba mucho el irte de vacaciones con tu amigo, ya que en mi caso mis padres iban alguno de los fin de semana.

Recuerdo que aquel camping al que íbamos tenía un ambiente muy bueno, y la gente no estaba al tanto de si uno se quejaba u otro no, la gente no se metía en los asuntos de los demás, cosa difícil de ver hoy en día. Pero si que recuerdo una de las quejas que tenía mi padre, y que además repetía constantemente.

El se quejaba de que nuestro vecino tenía una caravana que se ataba al coche, es decir un remolque. Y el no podía conducir este tipo de remolques porque según el decía, pesaban demasiado. Cuando eres niño no le prestas importancia a este dato, ya que no entiendes las limitaciones del carné de conducir.

Pero hoy en día, si quieres irte a un camping, o simplemente montar un remolque tienes que tener en cuenta el peso del mismo. De lo contrario corres el riesgo de que te de el alto una patrulla de la Guardia Civil, y si a la hora de revisar los permisos ven que los incumples, te tocará pagar una multa importante.

Cuando te hace falta un permiso especial

Empezaremos hablando del carné del tipo B. Este te permite dos opciones: puedes transportar un remolque de no más de 750 kg de masa máxima autorizada (a partir de ahora MMA) o bien, puedes llevar un remolque de más de 750 kg, siempre que el conjunto formado por vehículo tractor y el remolque no sobrepase los 3.500 kg de MMA.

Las condiciones para el carnet B pueden ser un poco injustas, ya que si alguien tiene un remolque pesado, sólo puede transportar 3.500 kilos, mientras que uno que tenga un remolque que no supere los 750 kilos, puede llevar hasta 4.250 kilos (3.500+750). Por eso, en 2006 se lanzó una directiva europea, en la que aparecía el llamado Código armonizado B96.

El permiso B96 y B+E permite circular con un remolque de más de 750 kg, hasta un máximo de 4.250 kilos. No obstante, para conseguir el permiso B96, necesitas superar unas pruebas de aptitudes y comportamientos: se trata de pruebas de tipo práctico y que puedes realizar en las autoescuelas convencionales. Por último, si el conjunto vehículo tractor y remolque supera los 4.250 kilos, deberás sacarte el carné B+E. Por último, no olvides que si tu remolque pesa más de 750 kg también necesitará seguro

Qué carnet necesitas para remolcar una caravana

Pues bien, depende de qué tipo de caravana quieres remolcar, pues hay de diferente clase. Las caravanas Roulotte son las más fáciles de transportar, normalmente pesan más de 750 kilos por lo que el caré tipo B, el básico, te servirá siempre que no se supere el peso de 3.500 kilos de MMA junto con el vehículo. Si lo supera tendrás que tener el carnet B96 para poder circular con la roulotte.

Hay caravanas tipo roulotte pero que solo tienen en común el nombre, ya que son mucho más grandes y pesadas. La característica de este tipo de caravanas es que son mucho más completas y funcionales que las roulotte, pero también pesan más. En este caso si que necesitarás el carné B96, por lo que tendrás que ir a la autoescuela y examinarte.

No hemos hablado del Carné B+E, que es el carné más completo y que incluye a los demás. Este tipo de carné se utiliza principalmente para transportar remolques para uso agrícola, cuyo peso puede superar los 4.250 kilos debido a que pueden llevarse materiales, resto de podas o las cosechas. Este tipo de remolques suelen ser remolcados por tractores, ya que el peso es realmente grande como para empujarlos con un coche.

A la hora de comprar un remolque tenemos que tener en cuenta varios factores, como puede ser el peso (tal y como ya hemos visto), pero también hay que valorar la tasa de utilización que vamos a darle. Dependiendo del uso que vayamos a darle compraremos un remolque más o menos grande y con características diferentes.

Una empresa líder en la fabricación de maquinaria y aperos agrícolas es Remolques Gómez Redondo, que pone a disposición de los clientes todo lo necesario para las labores agrícolas, ya que son fabricantes durante más de cincuenta años de remolques y aperos agrícolas, lo que le da una experiencia y un equipo humano capaz de cumplir con las necesidades de los clientes.