28 noviembre, 2016

Uniforme laboral, mejor de calidad

¿Qué me pongo hoy?, ¿será esta prenda adecuada para ir al trabajo?, ¿será mi atuendo lo suficientemente cómodo para desarrollar eficientemente la larga jornada laboral?, ¿me mataré con estos zapatos nuevos? Estas son algunas de las preguntas que le han surgido alguna vez a los millones de personas que trabajan cara al público, hostelería, comercio, atención al cliente… son las profesiones con más problemas a la hora de elegir un buen vestuario para trabajar, ya que éste debe combinar la elegancia, sencillez y discreción exigida por la empresa, con la comodidad, flexibilidad y ligera que demanda un tipo de trabajo como, por ejemplo, el hostelero, que implica duras jornadas laborales, caminar rápido y pasar largas horas de pie.

El uniforme de trabaja, tiene una misión propia que es la de crear sentimiento de unión entre todas las personas portadoras del mismo, reduce posibles tensiones entre compañeros y compañeras y además, es un sello distintivo de la empresa, un medio de identificar al o a la empleada con la compañía. Esto es bueno, ya que los trabajadores y trabajadoras que se identifican con la empresa, trabajan mejor, son más eficientes y están más comprometidos con los objetivos de la misma.

Tomo café todos los días en el bar de enfrente de mi casa, que es un establecimiento encantador con un personal fantástico y alegre, que trabaja duro pero que nunca pierde esa sonrisa y el buen hacer que les caracteriza. Pues bien, el caso es que hasta hace muy poco tiempo, cada empleado o empleada llevaba ropa de calle al trabajo. Pero Manuela, la propietaria, observó que este hecho provocaba de vez en cuando pequeñas tensiones entre el personal, miradas y comentarios inapropiados por parte de clientes maleducados y una sensación de incomodidad por una parte del personal que exigía un uniforme cómodo y funcional que reflejara la imagen de la empresa.

Y  así lo hizo Manuela. Después de que Adrián derramara un bote de lejía por la chaqueta de Roxana, ambos empleados del local, la joven propietaria tomó una decisión que cambiaría para mejor su forma de trabajar. Ese mismo día se puso en contacto con tiendas pavo que cuenta en su catálogo con una amplia gama de productos, uniformes de trabajo, uniformes de colegio, ropa de hogar, ropa de bebés, telas, complementos y accesorios de coche y moto, etc, ofreciendo la máxima comodidad a precios inmejorables. En su tienda online se puede encontrar cualquier uniforme de trabajo, calzado, monos, pantalones, guantes, ropa de cocina… Y por fin parece que todo el personal está contento, los uniformes han sido todo un éxito, son bonitos y funcionales, todo lo que se puede pedir de un buen uniforma laboral.

¿Cuáles son las ventajas de trabajar con uniforme?

Además de ahorrarte un montón de tiempo decidiendo qué ropa te vas a poner para ir a trabajar, los uniformes crean lazos entre el personal, fomentan el trabajo en equipo y provocan la identificación del empleado o empleada con la empresa, mejorando su imagen corporativa a través de un aspecto común.

Llevar uniforme también mejora la relación con el cliente, ya que para éste es más sencillo identificar correctamente al personal del local.

Otro de los beneficios de ir uniformado o uniformada al trabajo, es que, de esta forma no estropeas tu ropa de calle, que tiende a afearse por su uso en el centro laboral. Así, también ahorrarás en ropa, ya que mantendrá su aspecto durante más tiempo.

Gracias al uniforme la empresa se promociona, y si es de buena calidad, su buena imagen se ve enormemente mejorada, sobre todo si incluye el logo.

El uniforme de trabajo también evita las rencillas o pequeños celos derivados por el uso de determinadas prendas que sientan mejor a unos que a otros.

En cuestiones de salud y seguridad en el trabajo, el uniforme es fundamental, ya que de esta forma se evitan accidentes provocados por un atuendo inadecuado para el desempeño del trabajo, no portamos posibles contaminantes del exterior al interior o viceversa, y nuestra ropa estará, indudablemente, mucho más cuidada.

Un buen uniforme de trabajo, de primera calidad, limpio y funcional, incrementa significativa la buena opinión del cliente, y aporta valor a la empresa, mejorando su imagen significativamente.

shutterstock_272985929reducida